Reforzamos su seguridad y autoestima, trabajando en su crecimiento académico

Ingreso a partir de 12 años de edad


Lulú, directora de Junior high, te cuenta más sobre esta etapa

colegio-privado-para-ninas-escudo
 

En Junior high buscamos tener alumnas con valores

Proyectos interdisciplinarios

En equipo, las alumnas trabajan la resolución de problemas a través de un proyecto integrado por diferentes materias.

Flipped classroom

A través de videos e investigaciones realizadas en casa, nuestras alumnas trabajan en un aprendizaje proactivo.

Talleres especiales

2 veces a la semana, nuestras alumnas pueden elegir talleres especiales de acuerdo a su personalidad.

  • Gastronomía
  • Manualidades
  • Modelo de Naciones Unidas
  • Pintura

Trabajo en familia

Como padres, en Junior high encontrarán el apoyo de otras familias para superar los desafíos de tener una hija adolescente.

Colegiatura y costos de inscripción
Descarga nuestro kit de nuevo ingreso y conoce el costo de inscripción y colegiatura de High school
DESCARGAR >

Blog y Noticias

¿Cómo ayudar a tu hija a tener éxito en el colegio?

El apoyo de los padres desempeña un papel importante para ayudar a tu hija a alcanzar el éxito en la escuela y a medida que ellas se vuelven más independientes, tal vez te resulte difícil saber en qué situaciones debes involucrarte y en cuáles debes tomar una actitud menos visible. Por ello, aquí te compartimos algunas maneras de ayudarla a alcanzar el éxito en el colegio ya sea presencial o a distancia.

¿Cómo entender y ayudar a una hija en la pubertad?

El comienzo de esta etapa varia de niña en niña pero en general, puede darse entre entre los 6 y los 12 años de edad. Es importante que en este periodo de su vida les enseñemos hábitos como el autodominio del cuerpo, del afecto y del intelecto, para que llegue a la adolescencia un poco más madura física, emocional, social y espiritualmente.

Un matrimonio fuerte, el regalo más sano para tu hija

Los matrimonios que se quieren, crean un ambiente armonioso en el hogar que permite a las niñas crecer con un ejemplo sano de lo que es el amor, crecen seguras, estables espiritual y emocionalmente y pueden enfocar su atención y energía en su crecimiento personal sin preocupaciones.